Can Serola un remanso de paz

Rodeado de jardines que se fusionan con los bosques, envueltos por las montañas de la Alta Garrotxa, que convierten Can serola en un paraje donde sólo se escucha la naturaleza, hacen un lugar perfecto para relajarse y desconectar. Sentir la vida a tu alrededor.

El jardin

Ubicado en las puertas del área de interés natural de la Alta Garrotxa y la zona de protección para las aves, en los jardines en terrazas, se puede disfrutar del silencio. Los amplios jardines de árboles autoctonos, robles y encinas que se fusionan con la bosque y abrazan Can Serola, lo convierten en un lugar privilegiado para relajarse.

La piscina

En un paisaje espectacular donde podrás perderte en un buen libro, relajarte con el canto de los pajaros o nadar. Con un espacio en el que sentarse a reflexionar o simplemente perderos un rato.

La masia

Restaurada con materiales nobles, de una decoración ecléctica y personal. El salón de verano, antiguos establos es ahora el lugar perfecto en el que leer un libro (o ver la televisión). El salón de invierno se encuentra el comedor y un espacio para relajarte al abrigo de la chimenea.

Un paseo

Alrededores

Nuestras habitaciones

La luz, la naturaleza, el silencio i tú